?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

Personajes femeninos contra el realismo

Originally published at Vel Anima. You can comment here or there.

Tocaba ya otra entrada dedicada a analizar un poco por encima los diferentes baremos que se emplean en la ficción para representar personajes femeninos y masculinos.

Ya he mencionado antes como los personajes femeninos parecen quedan enclaustrados a menudo en un «realismo» del que los personajes masculinos dan la impresión de hallarse completamente libres. La primera vez que escribí sobre este tema, traté únicamente a las novelas históricas, pero la «enfermedad del realismo» aparece en todos los estilos y géneros posibles de la ficción: desde aventuras, cómics de súper héroes mega hormonados, hasta comedia cotidiana.

Los personajes masculinos pueden hacer toda clase de locuras y salirse con la suya, pueden ser imposiblemente rápidos, imposiblemente fuertes, llegar a la cima de su profesión, pueden dejarse llevar por extremos arrebatos pasionales y mantener su credibilidad en la historia. Los personajes femeninos… son «realistas».

Tomamos una historia en la que abunden guerreros de fuerzas y habilidades más o menos sobre humanas. En la mayoría de las ocasiones las mujeres rara vez beben de lo que sea que haga que tales guerreros sean tan fuertes, y si las hay, rara vez superan a sus compañeros más cercanos. Es como si fuera aceptable que los hombres puedan romper todas las leyes de la naturaleza sin necesidad de dar explicaciones, pero los personajes femeninos no pueden, quedan restringidos a un nivel inferior «realista» (solo conozco un caso, en un manga de combates, donde el guerrero más fuerte es una mujer, y aún así adolece de una inestabilidad mental que entorpece su desarrollo, que es otro aspecto de la enfermedad del realismo que aqueja a muchos personajes femeninos).

Si la historia es realista en sí, como pueden ser novelas históricas, aventuras (sin elementos fantásticos), comedia costumbrista, etc. El realismo sigue afectando a las mujeres con más fuerza que a los hombres. Los hombres son capaces de desafiar las normas de clases sin parpadear, labrarse un futuro con sus propias manos hasta alcanzar lo más alto, o hasta conseguir cosas que normalmente quedarían fuera de su alcance (como, adivinad, una mujer). Mientras, las mujeres quedan limitadas a roles pasivos, no les está permitido desafiar su posición al mismo nivel que a los hombres, pese a que sus historias sean cien veces más increíbles (las novelas de aventuras y de batallas históricas están plagadas de fantasmas, ¿las mujeres?, prostitutas o una noble que pasaba por la cama del héroe por casualidad, porque esto último es la ostia de creíble).

Este doble rasero es absurdo, escribimos ficción, podemos hacer lo que nos de la gana. El realismo se haya en lo coherente de la historia, los personajes y sus relaciones. Sensatísima McPasiva puede ser un personaje terrible si está mal hecho, y Mary Read puede cazar tiburones voladores con lásers (patente en trámite) y ser una gran historia1. Los personajes femeninos importantes pasivos y moderados son tan aburridos como cualquier otro personaje pasivo y moderado, que sea más «realista» no es una buena escusa en una obra de ficción.

 

1 De hecho, está demostrado científicamente que una historia en la que aparezca Mary Read cazando tiburones con lásers es imposible que sea mala.

Latest Month

June 2016
S M T W T F S
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Tags

Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow